Saltar al contenido
Inicio » Aprende Tech 💻📝 » ¿Qué son los algoritmos criptográficos?

¿Qué son los algoritmos criptográficos?

Cada día en la sección Aprende Tech 🖥️ de Bobbli descubrimos un nuevo término tecnológico. En este artículo descubrimos ¿Qué son los algoritmos criptográficos?

Los algoritmos criptográficos son el proceso o conjunto de reglas que se utilizan para cifrar y descifrar mensajes en un sistema criptográfico. En términos simples, son procesos que protegen los datos al garantizar que personas no deseadas no puedan acceder a ellos. Estos algoritmos tienen una amplia variedad de usos, incluida la garantía de transacciones financieras seguras y autenticadas.

Los algoritmos criptográficos son procesos de cifrado y descifrado.

La mayoría de los algoritmos de criptografía implican el uso de cifrado que permite que dos partes se comuniquen y evita que terceros no autorizados entiendan estas comunicaciones. El cifrado convierte el texto sin formato legible en algo ilegible, también conocido como texto cifrado. Los datos cifrados se descifran para su posterior restauración, haciéndolos inteligibles para la parte deseada. Funciona en base a algoritmos de cifrado y descifrado.

Hay muchos tipos diferentes de algoritmos criptográficos, pero la mayoría de ellos se clasifican en una de dos clasificaciones, simétricas y asimétricas. Sin embargo, algunos sistemas utilizan un híbrido de ambas clasificaciones. Los algoritmos simétricos, también conocidos como algoritmos de clave simétrica o clave compartida, funcionan con una clave conocida solo por dos partes autorizadas. Si bien estos pueden implementarse como cifrados de bloque o cifrados de flujo, se utiliza la misma clave para cifrar y descifrar el mensaje. El estándar de cifrado de datos (DES) y el estándar de cifrado avanzado (AES) son los ejemplos más populares de algoritmos de cifrado simétrico.

Los algoritmos de cifrado asimétrico se basan en un par de claves, una clave pública y una clave privada. La clave pública se puede exponer, pero la clave privada se debe ocultar para proteger los datos. Además, el cifrado y descifrado de datos debe realizarse mediante las respectivas claves privadas y públicas. Por ejemplo, los datos cifrados por la clave privada deben ser descifrados por la clave pública y viceversa. RSA es uno de los ejemplos más comunes de este algoritmo.

Los algoritmos simétricos son generalmente mucho más rápidos que los algoritmos asimétricos. Esto tiene que ver en gran medida con el hecho de que solo se requiere una clave. Sin embargo, la desventaja de los sistemas de clave compartida es que ambas partes conocen la clave secreta. Además, dado que el algoritmo utilizado es de dominio público, en realidad es la clave que controla el acceso a los datos. Por estas razones, las llaves deben guardarse de forma segura y cambiarse con relativa frecuencia para garantizar la seguridad.

Aunque se utilizan algoritmos criptográficos para garantizar la seguridad, no es 100% perfecto. Como resultado, el sistema ineficiente puede filtrarse y la información confidencial puede verse comprometida. Por lo tanto, las pruebas rigurosas de los algoritmos, especialmente contra los estándares establecidos y las debilidades identificadas, son vitales para garantizar el más alto nivel de seguridad.

Estate atento a Bobbli.com. Publicamos todos los días contenido actualizado, tutoriales, guías y trucos sobre PC, Android, Mac, Social Media, Internet, Amazon…