¿Qué significa SATA 6Gb/s?

Continuamos con nuestra sección Aprende Tech 💻 en Bobbli. Vamos a ver ¿Qué significa SATA 6Gb/s?

SATA 6Gb/s es la tercera generación de SATA, el estándar de interfaz dominante para conectar el adaptador de bus host de un ordenador a las unidades de almacenamiento. Específicamente, los puertos SATA de 6 Gb/s se utilizan para conectar la placa base a unidades de almacenamiento de datos, como discos duros, unidades de estado sólido y unidades de disco óptico. Si bien los términos son técnicamente incorrectos, SATA 6Gb/s a veces se denomina SATA III o SATA 3.0, ya que es la tercera revisión de la interfaz SATA.

Normalmente se utiliza un cable SATA de 6 Gb/s para conectar discos duros.

SATA significa «Serial ATA» o «Serial Advanced Technology Attachment». «6Gb/s» se refiere al hecho de que esta versión de SATA admite velocidades máximas de transferencia de datos de 6 gigabits por segundo, el doble de la velocidad de la generación anterior (3 gigabits por segundo). Independientemente de la generación, los cables SATA tienen una longitud máxima de un metro (3,3 pies) y conectan un zócalo de placa base a un solo disco duro.

La tecnología SATA de tercera generación admite velocidades de transferencia de datos de hasta 6 Gb/s.

ATA serie (SATA) y ATA paralelo (PATA)

Cuando se introdujo en 2000, la tecnología SATA cambió el panorama de la tecnología de discos duros al pasar de cables y conectores de datos ATA paralelos (PATA) anchos a cables y conectores serie estrechos, allanando el camino para velocidades más rápidas que las que podía manejar la tecnología paralela. El uso de cables SATA también redujo físicamente las barreras dentro de las carcasas de las ordenadores, lo que permitió un mayor flujo de aire, unidades de procesamiento de ordenador (CPU) más rápidas y unidades de disco de mayor capacidad.

Cable SATA de siete pines.

Debido a que SATA requiere muchos menos conductores que PATA, otras ventajas sobre PATA incluyen una transferencia de datos más eficiente, menores requisitos de energía y un precio más asequible. A diferencia de PATA, SATA también cuenta con conexión en caliente, lo que permite a los usuarios de ordenadores agregar o quitar dispositivos mientras el ordenador está funcionando. SATA ahora ha reemplazado a PATA en casi todas las ordenadores portátiles y de escritorio.

La interfaz SATA de 6 Gb/s permite la transferencia de datos entre el adaptador de bus host y una variedad de unidades de almacenamiento diferentes.

Cambios en la interfaz SATA

  • La primera revisión de SATA, también conocida como SATA 1,5 Gb/s (o incorrectamente conocida como SATA I o SATA 1.0), se lanzó en 2003. Las interfaces SATA de 1,5 Gb/s se comunican a una velocidad de transferencia nativa de 1,5 Gb/s. Esto equivale a una velocidad máxima de transferencia sin codificar de 1,2 Gbps o 150 MB/s. Inicialmente, las interfaces PATA más rápidas (como PATA/133) podían competir con SATA 1,5 Gb/s, pero SATA estaba experimentando mejoras adicionales a medida que PATA alcanzaba los límites de su arquitectura más compleja.
  • El SATA de segunda generación, introducido en 2004, fue SATA 3Gb/s (erróneamente denominado SATA II o SATA 2.0). Compatible con versiones anteriores de sistemas SATA heredados, la tecnología SATA de segunda generación ha duplicado la tasa de transferencia nativa a 3 Gb/s y la tasa de transferencia máxima no codificada a 2,4 Gb/s o 300 MB/s. Específicamente, SATA 3Gb/s introdujo Native Command Queuing (NCQ), que no era compatible con SATA 1.5Gb/s.
  • La tercera revisión de SATA, conocida como SATA 6Gb/s, se lanzó en 2009. La tecnología SATA de tercera generación admite velocidades de transferencia de hasta 6 Gbps, lo que equivale a una velocidad de transferencia máxima sin codificar de 4,8 Gbps o 600 MB/s. Si bien SATA 6 Gb/s duplica el rendimiento de ráfaga teórico de SATA 3 Gb/s, sigue siendo compatible con versiones anteriores de SATA 3 Gb/s e incluso SATA 1,5 Gb/s, ya que utiliza los mismos cables y conectores. Otras mejoras en SATA 6Gb/s se relacionan con el rendimiento mejorado de aplicaciones de gran ancho de banda, como comandos NCQ adicionales y calidad de transmisión de video. Si bien el estándar SATA 6Gb/s ha sufrido más ajustes durante la última década, SATA 6Gb/s sigue siendo la arquitectura de última generación.

¿La interfaz SATA de 6 Gb/s es compatible con los puertos heredados?

Como se mencionó anteriormente, es totalmente compatible con la tecnología SATA de la generación anterior, incluidas las placas base que admiten la interfaz SATA 6Gb/s, SATA 3Gb/s o SATA 1.5GB/s. Sin embargo, debe tener en cuenta que las velocidades máximas de lectura y escritura de la unidad SATA de 6 Gb/s pueden disminuir cuando se conecta a un puerto SATA de 3 Gb/s o SATA de 1,5 Gb/s.

En algunos casos, puede lograr velocidades de transferencia comparables con cables SATA de 6 Gb/s y SATA de 3 Gb/s. A veces, la calidad del cable y los materiales utilizados pueden ser tan importantes como la especificación SATA.

Una nota rápida sobre la terminología:

Para evitar posibles confusiones, la Organización Internacional Serial ATA (SATA-IO), que diseñó y administra los estándares SATA, solicitó que el SATA de tercera generación se llamara SATA 6Gb/s en lugar de SATA III o SATA 3.0. con el SATA de segunda generación, conocido oficialmente como SATA 3Gb/s según la tasa de transferencia.

¿Qué es SATA y para qué sirve?

Como una interfaz popular y omnipresente destinada a conectar el adaptador de bus principal de un ordenador a las unidades de almacenamiento, SATA es la forma dominante de conectar una gran cantidad de dispositivos a la placa base de un ordenador. Las placas base que usan SATA generalmente vienen con cables SATA y se pueden comprar por separado.

SATA es la interfaz común utilizada tanto para unidades de estado sólido y unidades de disco duro como para unidades de disco óptico.

¿Qué indica SATA?

SATA significa Serial ATA o Serial Advanced Technology Attachment.

¿Qué es SATA y SATA III?

La primera variante SATA apareció en 2000. La primera revisión se llamó SATA 1,5 Gb/s y apareció en 2003. Como puede adivinar con seguridad, tenía una tasa de transferencia nativa de 1,5 Gb/s. Está diseñado como una alternativa a PATA o Parallel ATA.

Poco después, en 2004, apareció SATA 3 Gb/s, duplicando las velocidades nativas de la versión anterior. SATA 3Gbps era compatible con versiones anteriores de SATA 1.5Gbps, por lo que no necesitaba una placa base nueva si continuaba usando dispositivos diseñados para SATA 1.5Gbps. Una característica especial que tenía SATA 3 Gb/s era Native Command Queuing, que permitía que la unidad priorizara los comandos de lectura y escritura. En la versión anterior, estas solicitudes siempre se hacían en el orden en que se asignaban.

En 2009, se lanzó la tercera versión de SATA: SATA 6 Gb/s, que nuevamente duplicó las tasas de transferencia nativas y agregó nuevas funciones NCQ y mayor rendimiento para tareas exigentes como la transmisión de video. Esta tercera revisión a veces se denomina SATA III, pero la Organización Internacional Serial ATA prefiere que no se utilice el término para evitar confusiones entre SATA III y SATA 3 Gb/s. SATA 6 Gb/s era retrocompatible con las dos versiones anteriores de SATA. Puede usar una interfaz SATA de 6 Gbps con un dispositivo SATA de 1,5 Gbps, pero las tasas de transferencia se reducen a 1,5 Gbps. Si quería velocidades de 6 Gbps, tanto la interfaz como el dispositivo tenían que ser compatibles con las versiones de 6 Gbps.

¿Puede obtener una velocidad de 6 Gbps con una interfaz de 3 Gbps?

Si la calidad del cable es lo suficientemente alta, a veces es posible lograr velocidades más altas a pesar de las diferentes interfaces. Las calidades y los materiales utilizados en el cable a veces pueden ser más importantes que la versión de SATA que se utiliza.

¿Qué versión es adecuada para unidades de disco duro?

Las unidades de disco duro normalmente no necesitan nada superior a SATA 3 Gb/s para funcionar a la máxima velocidad. Las unidades de disco duro modernas normalmente no admiten velocidades de lectura superiores a 200 Mbps. SATA 3Gbps admite velocidades de lectura de hasta 300 Mbps, por lo que una interfaz de 3 Gbps debería funcionar bien.

¿Qué versión debo usar para las unidades de estado sólido?

Los SSD tienen tasas de transferencia de datos significativamente más rápidas que las unidades de disco duro tradicionales, por lo que puede preguntarse si puede ver una diferencia notable con las versiones más nuevas de SATA. Respuesta: Normalmente no. Una interfaz SATA de 3 Gb/s suele ser perfectamente adecuada para usar con una SSD, y es poco probable que un usuario normal se beneficie del ancho de banda adicional en una interfaz de 6 GB/s. Entonces, si su placa base solo es compatible con SATA 3GB/s y desea usar un SSD, probablemente no necesite actualizar.

Sin embargo, si su SSD está diseñado para SATA 6 Gbps, es posible que no obtenga velocidades óptimas con la interfaz de 3 Gbps. Consulte con el fabricante de SSD si no está seguro de qué versión debe usar, o simplemente use una interfaz de 6 Gbps para estar seguro.

¿Qué versión es adecuada para unidades ópticas?

Ya sea que su unidad óptica esté diseñada para Blu-ray, DVD o CD, en general, todas las versiones de SATA son suficientes para las unidades ópticas. Ninguna de estas unidades tiene velocidades de transferencia de lectura y escritura particularmente altas, incluso a sus velocidades máximas.

¿En qué se diferencian SATA y PATA?

Mientras que los cables SATA y PATA se ven muy diferentes desde el exterior, los cables SATA son mucho más angostos debido a la necesidad de menos conductores en el conector. En comparación, los cables PATA son gruesos y voluminosos, ocupan un espacio valioso en la carcasa de el ordenador y atrapan el calor. Debido a que los cables SATA pueden reducir el calor en la carcasa de un ordenador, se pueden construir con confianza CPU más rápidas y unidades de disco de mayor capacidad.

En el interior, los cables SATA tienen requisitos de energía más bajos y una mejor eficiencia durante las transferencias de datos. Finalmente, la interfaz SATA es más barata que PATA.

Recursos:

Un cable SATA conecta un zócalo en la placa base a un solo dispositivo de almacenamiento.

Ojalá este artículo te haya servido para aprender algo nuevo hoy. Muchísimas gracias por descubrir los mejores trucos y tutoriales tecnológicos en Bobbli.

Publicaciones Similares